ACADEMIA MILITAR DE HONDURAS GENERAL FRANCISCO MORAZAN  
 
  HISTORIA 26-11-2014 13:29 (UTC)
   
 

RESEÑA HISTORICA DE LA ACADEMIA MILITAR DE HONDURAS GENERAL “FRANCISCO MORAZÁN”

El presente documento,  muestra el surgimiento de las Escuelas Militares en Honduras, su evolución y sus problemáticas entre otros  hasta llegar a la actual Academia Militar de Honduras General “Francisco Morazán”.

 

A.          LAS ESCUELAS MILITARES DEL SIGLO XIX

 

El joven de 29 años José Francisco Morazán, ascendido a teniente por la milicias de Tegucigalpa, capitaneo la primera compañía de milicias patrióticas, organizada en aquella  la Provincia en el mes de noviembre de 1821, para defender la independencia y oponerse a la anexión de Centroamérica al Imperio de Iturbide.

 

Algunos años mas tarde, Morazán como Jefe Político y subdelegado de Hacienda de Tegucigalpa, giró una nota en la que señalaba “la necesidad que hay de disciplinar a las milicias cívicas” con el propósito fundamental de “sostener nuestra independencia y hacer respetar cuando llegue el caso la libertad del Estado”.

 

A sugerencia de Don Dionisio de Herrera Díaz nuestro primer Jefe de Estado (1824-1827) la Cámara Legislativa introdujo en el articulo 44 de la Primera constitución Política de Honduras de 11 de Diciembre de 1825 el nacimiento del Ejercito y en año de 1827, durante la invasión a la provincia de Comayagua, el Teniente Francisco Morazán, quien fungía como Secretario del gobierno de Don Dionisio de Herrera, entró plenamente en escena junto a los Coroneles Remigio Díaz, José Maria Gutiérrez y José Antonio Márquez, improvisando un ejército que se mantuvo invicto durante más de diez años de fragorosos combates. Este ejército se llamó inicialmente “Ejército Aliado Protector de la Ley”, para denominarse por último “Ejército Nacional”.

 

Don Dionisio de Herrera, primer Jefe de Estado de Honduras, amparado en la Constitución emitida el 11 de diciembre del año de  1825, que le confería amplios poderes para disponer a las Fuerzas Armadas, dio los pasos necesarios para crear un Colegio Militar del Ejército; tres días después de emitida la Constitución, el General Francisco Morazán, en su condición de Ministro General del Gobierno de  Don Dionisio de Herrera, emitió un oficio dirigido al Jefe Político de la Provincia de Tegucigalpa, donde se establecía que el Colegio Militar debía comenzar a funcionar el 1 de marzo del año de 1826.   

El año 1831, el Jefe de Estado, Coronel  José Antonio Márquez Crea la Primera Escuela Militar con asiento en el cuartel de San Francisco, en Tegucigalpa, bajo la dirección del coronel de origen colombiano, Narciso Benítez.  Uno de los alumnos egresados como sub-teniente de aquel centro, fue el General José Santos Guardiola quien recuperó los territorios de la Mosquitia e islas de la Bahía a través del Convenio Cruz-Lennex el año 1861.

De acuerdo con ya Teniente General Morazán,  el establecimiento de este Colegio, obedecía al interés de que la juventud recibiera instrucciones competentes “para desempeñar con utilidad los varios empleos y comisiones que son anexas a una profesión tan basta y complicada, como es de honrosa y penosa” a la vez excitaba para que se hiciera circular un total de 35 ordenes y 80 reglamentos “entre las personas pudientes, para que mandaran sus hijos”.

 

Así mismo, el General Morazán, manifestó que en el Colegio no sólo se tenía que dar instrucción militar sino que a sus miembros se les debía infundar “amor a la patria”.

 

El proyecto de crear una escuela militar es en esa época era, un hito de considerable importancia, porque nacía la República y se perfilaba el aparecimiento prematuro de un ejército moderno.

Lamentablemente el esfuerzo por crear el Colegio Militar del Ejército, no progresó debido a la guerra civil desatada después de la imposición de Manuel Arce en la Presidencia de Centroamérica por parte de la oligarquía guatemalteca.

 

B.                                                    LAS ESCUELAS MILITARES DE 1831 Y 1881

 

 

El decenio durante el cual el General Morazán, manejó el destino de la Federación Centroamericana fue desbordante de agitación, de ruido de botas y de furores guerreros. Desde el año de 1831, las tropas realistas habían tomado por un tiempo Omoa y Trujillo, con miras a reestablecer la autoridad del imperio español sobre Centroamérica.

 

Es en este período, que surgen las primeras escuelas militares que funcionaron como tales, su existencia es considerada inconsistente debido a los cambios sociopolíticos de la época, para profundizar el tema antes descrito lo detallaré de la forma siguiente:

    

Maniobras de la Escuela de Artillería en La Isla en las postrimerías del Siglo IX

1. El Colegio Militar del Ejército de 1831

El 12 de marzo del año de 1831, Don José Antonio Márquez toma posesión de la Presidencia de la República y uno de sus

Primeros actos, según el historiador Víctor Cáceres Lara, fue la de establecer en Tegucigalpa una Escuela Militar, la primera que tuvo el país, la cual fue dirigida por el Coronel colombiano Narciso Benítez, uno de los mas aguerridos oficiales que tuvo mas tarde el General Francisco Morazán y quien murió gloriosamente en la batalla de “Espíritu Santo”, la noche del 5 de abril del año de 1839. 

Según el profesor Cáceres Lara, la escuela dirigida por Benítez, preparó a varios jóvenes en la carrera de las armas, siendo alumno destacado el más tarde, General de División José Santos Guardiola, una de las espadas fulgurantes que tuvo Centroamérica y un gobernante de acción progresista muy destacada.

 

La aludida Escuela Militar, creada durante el gobierno del joven militar José Antonio Márquez, desaparecería poco después, a juicio de algunos historiadores funcionó hasta el año de 1837. Se dice que dicha escuela fue creada en el momento menos oportuno. Nació con la República, pero sus débiles cimientos fueron sacudidos por la lucha entre dos bandos antagónicos que llenaron de sangre a Centroamérica.

 

La intención política de crear un centro formador de oficiales no coincidió con la realidad, pues, se imponía un militarismo hosco que se improvisaba con cada campaña; y por último, las condiciones legales y organizativas no estaban dadas para admitir en forma permanente un centro de estudios militares de esta naturaleza.  

La inestabilidad y la lucha militar tendrían un efecto devastador en las iniciativas  encaminadas a crear nuevos centros.

 

2.         La Academia Militar del año de 1881

 

Debido a que los países de El Salvador y Guatemala contaban desde el año de 1864 y 1871 respectivamente, con Ejércitos organizados, se presentaba una coyuntura sociopolítica para que en el gobierno del Doctor Marco Aurelio Soto, conforme a la Constitución del año de 1880, organizara al ejército, trayendo para cumplir con funciones de asesoría al Militar francés Héctor Galinier.

 

El 22 de abril del año de 1881, por Acuerdo de la Secretaría de Estado en el Despacho de Guerra se creó una Academia militar, bajo la dirección del Ingeniero Civil y Militar Francés Héctor Galinier.

“Acuerdo de Creación”

Secretaria de Estado en el Despacho de Guerra.

Tegucigalpa, mayo de 1881. Atendiendo a la conveniencia de promover con eficacia la instrucción militar del Presidente: ACUERDA 1. establecer una Academia bajo la Dirección del General Don Héctor Galinier, 2. la instrucción se dará bajo el Plan de Estudios que ha presentado al gobierno el señor Galinier, que ha obtenido la correspondiente aprobación, i 3. los oficiales en servicio en esta plaza, y los demás que el gobierno designe, estarán en el estricto deber de concurrir a la Academia a hacer el aprendizaje teórico practico que en dicho establecimiento se proporcione. Comuníquese. Regístrese, rubricado por el señor Presidente. ROSA. 

                        

                 Cuartel San Francisco en el año de 1881

La Academia  comenzó a funcionar en el Cuartel de San Francisco, donde es probable que haya funcionado hasta el año de 1895, cuando fue dirigida por el Coronel Raimundo Navas.

El designio de la Academia militar era la capacitación y no la formación, pues, a esta concurrieron los oficiales que prestaban servicio en Tegucigalpa.
La matrícula del centro en el año de 1882, fue de 22 oficiales distribuidos de la forma siguiente:

a.         1 Teniente Coronel

b.         7 Capitanes
c.          8 Tenientes
d.         6 Subtenientes
El 30 de noviembre del año de 1883, cuando el General Luís Bográn asume la primera magistratura, brindó su apoyo decidido a la Academia Militar.

Para el año de 1884, la promoción de oficiales alumnos había egresado del plantel y se encontraba desempeñando cargos en las guarniciones del país. En esta fecha, la Academia Militar se organizó como Escuela de Cadetes, y probablemente se inspiró en modelos europeos. La matrícula de ese año fue de 69 alumnos, los que recibían la denominación de cadetes. Orgánicamente estaba constituida como primera compañía, dependiente de la División Morazán que tenía jurisdicción en el departamento de Tegucigalpa. Fue nombrado el Capitán Belisario Figueroa encargado de la Compañía de Cadetes, una especie de Comandante de Cuerpo.

 

En el año de 1890, el Presidente Luis Bográn envió a España al Rector de la Universidad y Director del Instituto Nacional. Doctor Antonio Abad Ramírez Fontecha, para que contratara una Misión Cultural que viniera a Honduras para prestar sus servicios en la universidad, colegios, escuelas de artes y oficios y Escuela Militar. Las personas contratadas para brindar asesoría a la Escuela Militar, fueron el Teniente de Ingenieros Morgado y Calvo, Francisco Cañizales Moyano y Juan Guillén Ruiz.

 

En los mensajes presidenciales de 1895 a 1899 se hace mención a una Escuela de Cadetes que formaba parte del Estado Mayor del Presidente de la República. Es en esta que se lograron progresos notables en las formalidades de la disciplina y moralidad, pero la enseñanza se limitaba a la Ordenanza, Moral Militar y ejercicios tácticos de infantería. La escuela de cadetes funcionó hasta el año de 1904 con las modalidades tradicionales de instrucción.

La fundación de esta escuela militar, no fue un hecho aislado, pues, se había iniciado un proceso de legislación militar. Se redactó el primer Código Militar que entró en vigencia el 1º. de enero del año 1881, emitiéndose además, el Reglamento para el Servicio Militar Obligatorio, La Ley de Organizaciones Militares y la Ordenanza Militar.
 

A                    LA ESCUELA DE CABOS Y SARGENTOS Y LA ESCUELA DE     ARTILLERÍA.

 

1.                                          La Escuela de Cabos y Sargentos

 

Mediante Decreto No. 31 del 14 de septiembre del año 1883, se fundó la Escuela de Cabos y Sargentos, el segundo centro de estudios del Ejército Nacional, cuya misión  era capacitar al personal que al egresar se haría cargo de la instrucción militar en las guarniciones del país; al amparo de las nuevas regulaciones legales de los reformadores liberales Marco A. Soto y Ramón Rosa, esta contribuiría a crear las expectativas de carácter militar para clases y oficiales a partir de ese año, hasta los primeros cuatro lustros del siglo XX.

 2.                                          LA ESCUELA DE MILITAR DE ARTILLERÍA


                         

Escuela Militar de Artillería a principios del Siglo XX


 

En los mensajes presidenciales de 1895 a 1899 se hace mención de una Escuela de Artillería.
Se informa que a finales del siglo XIX y hasta principios del presente siglo funcionó una Escuela de Artillería en la ciudad de Amapala. No obstante, este centro enfrenta problemas por falta de instructores y la calificación de los alumnos que en su mayoría no reunían los requisitos de edad y vocación. El reglamento de la Escuela de Artillería fue emitido el 28 de febrero del año 1898 siendo Ministro de Guerra don José Maria Reina. La sede del centro fue desde sus inicios el cuartel de San Francisco, donde se encontraba desde hacia muchos años la guarnición de Tegucigalpa.

 

B.                             CENTROS FORMADORES EN EL PRIMER TERCIO DEL SIGLO XX

 

1.                                                         Escuela Militar de 1904-1912
                      

               Cadetes de la Escuela Militar En el Año 1905 

                            

A inicios del siglo XX, Honduras no contaba todavía con un ejército organizado, es así que, el General Manuel Bonilla al asumir el poder, crea la Escuela Militar por Decreto No. 56 de la Asamblea Nacional Constituyente (A.N.C.), del

26 de agosto del año 1904, esta tenía un carácter centralizado, pues, dependía directamente del Ministerio de Guerra, aunque el responsable inmediato era el Director. 

Los requisitos que se contemplaban para el ingreso a la escuela eran:
1.      Tener no menos de 15 años, ni más de 21 años de edad.

2. Tener buena condición física y no   padecer de enfermedad contagiosa

 3. Tener instrucción primaria, o por lo menos la necesaria para poder ser admitido en el curso preparatorio.

Pero en realidad, los requisitos que determinaron el ingreso de aspirantes al plantel fueron los siguientes: Recomendaciones de moralidad y que los padres de los aspirantes simpatizaran con el gobierno, medidas en cierta forma, explicables por la situación convulsiva del país, que obligaba a la adopción de medidas preventivas de seguridad.

 

El 17 de septiembre del año 1904, la Escuela Militar fue puesta bajo la Dirección del Teniente de Ingenieros don Servando Muñoz y como Sub-Director interino el Coronel Florencio Tejeda Reyes, quien cesó en sus funciones el 12 de diciembre del año 1905, ya que, fue nombrado Comandante de Armas y Gobernador Político de la ciudad de El Paraíso.

 

La planta baja en el Palacio de Gobierno y un inmueble en Toncontín fueron escogidos como edificios de la nueva Escuela Militar.

 

El Plan de Estudios de la Escuela Militar, en el histórico período de 1904 a 1908, contemplaba materias que estaban a tono con el currículo avanzado de los centros de igual naturaleza que funcionaban en ese tiempo en América del Sur.

Los aspirantes a ingresar a la Escuela Militar provenían de la “Escuela de Cadetes”, Escuela de Artillería y del interior del país. En el mes de mayo del año 1904 llegó casi la totalidad de jóvenes del interior, continuando el flujo aunque en menor volumen hasta el mes de diciembre.
              
              Capitán de Artillería Luis Segundo Oyarzun

Director de la Escuela Militar de
1906 a 1912

En las promociones de los años 1907 y 1912 de Escuela se puede observar que la gran mayoría de los egresados provenían del interior del país, pues, solamente cuatro eran nativos de Tegucigalpa. Para el mes de junio del año 1906, la escuela estaba siendo dirigida por el Oficial Benjamín P. Sánchez, hijo del General Longino Sánchez. El gobierno decide contratar un oficial en el extranjero para que realizara los ajustes académicos en la escuela. Es así, que el 6 de julio del año 1906 el gobierno firmó un contrato con Luis Segundo Oyarzún, Capitán de Artillería y nacido 37 años atrás en Santiago de Chile, para que este dirigiera la Escuela Militar. 

 

En el mes de marzo del año de 1907, los cadetes tuvieron su bautizo de fuego, defendiendo el gobierno del fundador de la escuela, el General Manuel Bonilla. Entraron en combate: un grupo en los Llanos de Lizapa en El Paraíso y otro en Namasigüe, Choluteca. Los cronistas de la época hicieron referencia de los cadetes combatientes y alabaron su heroísmo. Las fuerzas del gobierno fueron diezmadas ante la superioridad del armamento que utilizaron las fuerzas combinadas de Honduras y Nicaragua, que terminaron por imponer un triunvirato y posteriormente a Miguel R. Dávila como presidente de Honduras.

 

El nuevo gobierno ignoró la participación de la Escuela Militar en la campaña bélica y siguió apoyando al centro que ya estaba próximo a graduar su primera promoción.

Miguel R. Dávila, nombró a los oficiales en puestos decisivos. Compró un lote de ametralladoras de tiro rápido, fundó el Estado Mayor del Ejército y trató de modernizarlo.

Los exámenes a los que se sometían los alumnos eran rigurosos de forma tal que de 250 aspirantes que ingresaron en el año 1904, se graduaron únicamente 29 oficiales en el año 1907 y en la segunda promoción del año 1912 se graduaron 25 oficiales.

 

La Escuela Militar fue clausurada por el General Manuel Bonilla, en su segundo período de gobierno, el 30 de noviembre del año 1912. Se justificó su cierre aduciendo que esta se había alejado, en los últimos tiempos, de lo prescrito por la Ordenanza Militar, que se habían introducido practicas y costumbres exóticas, que faltaba la disciplina y subordinación y que las materias de tipo civil y humanístico gravitaban muy pesadamente en el pensum de la institución. De todo esto se inculpo al gobierno de Miguel R. Dávila.

2.                        La Escuela de Artillería

Durante  la presidencia del General Manuel Bonilla en el año de 1904, mediante acuerdo presidencial se crea La Escuela Práctica de Artillería que siguió funcionando aun después de haber sido clausurada la Escuela Militar que dirigió el Coronel Oyarzún.


                    
                       
Coronel Alfredo Labreaú

 

Esta escuela fue reorganizada en el año de 1907, suprimida en 1909 por causas disciplinarias (durante el gobierno de Miguel R. Dávila) reorganizada el 27 de noviembre del año de 1911 y puesta bajo la Dirección del Coronel guatemalteco Felipe Pineda C., sucesivamente se desempeñaron como directores los Coroneles Agapito Ruiz Torres y Cleto Ramón Cisneros quien en el año de 1913 deposito el mando en el Coronel francés Alfredo Labreaú, quien fue obligado a dejar el cargo en 1914, cuando fue disuelta la Escuela de Artillería por amotinamiento de los cadetes, pero esta se reorganizo en el mes de septiembre del año 1915, bajo la dirección del Coronel Miguel Ángel Ramos, egresado del Colegio Militar    
de Chapultepec, México.

 

El gobierno del Dr. Francisco Bertrand y las autoridades del Ministerio de Guerra y Marina, dieron a la Escuela de Artillería el estatus de centro formador de oficiales.  El tiempo se encargaría de demostrar que tal pretensión no se concretaría por los requisitos de admisión y al plan de estudios asignados (cuatro semestres)

 

La Escuela de Artillería graduó su última promoción  el 13 de enero del año 1917,  y  en ese momento se consideró extinguida.                      

                  
           
        Oficialidad de La Academia Militar 1917
      
3. La Academia Militar de 1917

En Congreso Nacional mediante Decreto No. 11 con fecha 11 de enero del año 1917 autorizo al Poder Ejecutivo cuyo titular era el Dr. Francisco Bertrand, par establecer en la capital, con el nombre de Academia Militar, un plantel de enseñanza destinado a la formación de oficiales tácticos de infantería, artillería, ingenieros, caballería y facultativos de Estado Mayor. Fue nombrado como Director el Coronel Miguel Ángel Ramos y Sub- Director el Coronel Joaquín Medina Planas.

 

El primero de Agosto del año 1917, se inauguró la Academia Militar, asistiendo el Presidente de la República y demás autoridades del país. El período formal de estudios comenzó el primero de febrero del año de 1918.

 

Como efecto de la guerra civil en que se encontraba el país, provocada por el afán del Dr. Francisco Beltrand de entronizar en el poder a su cuñado Nazario Soriano, se suspendieron las funciones de la Academia Militar, según Acuerdo del 30 de julio del año de 1919, anexándose el edificio, la administración del inmueble y todos los enseres, a la Comandancia del Primer Regimiento de Artillería.


                      
     General Abel Villacorta Director de la Academia Militar  
                                        de 1930 a 1932


5.    
La Academia Militar de 1930

El General Francisco Martínez Fúnez, Secretario de estado en el Despacho de Guerra y Marina, en su informe al Congreso Nacional en el mes de enero del año de 1927, planteaba la necesidad de abrir nuevamente la Academia Militar. Se ignoran las razones que impidieron la materialización de los propósitos del Ministro de Guerra. Pasaron tres años antes de que se lograra la reapertura de la Academia Militar, aunque los trabajos de planeación estaban muy avanzados, ya que en abril del año 1927 el Coronel Oyarzún brindo su asesoria. En el año de 1930, durante el Gobierno del Dr. Vicente Mejía Colindres, se aprobó la reorganización de la Escuela Militar. Se nombro como Director al General Abel Villacorta.

 Este ultimo intento de mantener un centro de estudios militares, expiro el 13 de abril del año 1932. El  Director de la Academia Militar, tuvo que rendirse ante la agobiante situación económica, siendo sustituido por el Coronel Mateo Ortega. El 31 de abril del año 1932 el centro fue clausurado definitivamente por falta de pago al profesorado y cadetes.

Pasaron quince años antes del surgimiento de una nueva Escuela Militar.

 
C. ESCUELA MILITAR ETAPA PROFESIONAL (1952-1957)

                     
                   
Doctor Juan Manuel Gálvez

 

El 1º. De abril del año 1952, el Presidente Constitucional de la Republica, Doctor Juan Manuel Gálvez, mediante Acuerdo EM No. 511, autorizó la organización de la Escuela Militar “General Francisco Morazán”. Esta escuela nació al fusionarse la Escuela de Cabos y Sargentos y la Básica de Armas. La escuela funcionó en el “Cuartel Francisco Morazán Mediante Acuerdo No.512 del 22 de marzo del año 1952, El Presidente de la República, nombra Director al Teniente Coronel Antonio Molina Ortiz.

 

Las características de esta Escuela no fueron precisamente de tipo Académico profesional, si no mas bien, de combate y servicios y en algunos aspectos de acción cívica, en cuanto a servicios es digna de mención la Compañía “A” de Ingenieros, cuyos integrantes construyeron al pista de aterrizaje de “Toncontín”, bajo las órdenes del Mayor Ralph E. Prochaska de la Misión Militar norteamericana.

 

En lo que a Acción Cívica se refiere, se considera de mérito mencionar la operación de salvamento que los fusileros de dicha Escuela realizaron durante la inundación de 1954 en la Costa Norte y además, de la distribución de los granos y alimentos entre los pobladores de todos los sectores afectados por la inundación.

 

El 22 de marzo del año de 1952, mediante Acuerdo no. 94 del Ministerio de Guerra Marina y Aviación, la Escuela de Aplicación para Oficiales pasó a formar parte en forma definitiva de la Escuela Militar y comenzó a funcionar el 20  de mayo de ese mismo año.

 

La  instrucción que se impartía respondía a lineamientos muy originales, ya que, era ofrecida por unidades, según las armas integrantes no por cursos. Las unidades que estuvieron en constante instrucción eran: Compañía de Fusileros, Batería “A” de Artillería y Curso de Aplicación para Clases.

El 1º. de Mayo del año de 1955, por Acuerdo EMN No. 396 de 27 de abril de 1955, fue nombrado como Director de la Escuela militar “General Francisco Morazán”, el General Roque J. Rodríguez en sustitución del Teniente Coronel Antonio Molina Ortiz.

Durante la celebración del 3 de Octubre del año 1955, realizadas en el Estadio Nacional, la Escuela Militar arrancó aplausos a la concurrencia con la formación de “pelotones en masa”, con su respectivo Cuerpo de Banderas, antes de realizarse los actos realizo maniobras en orden cerrado. En esa ocasión el Jefe de Estado entregó el estandarte al Primer Batallón de Infantería, unidad que había sido fundada el 20 de julio de 1954.

 

La Escuela Militar continuó su funcionamiento normal hasta el 26 de junio de 1956, fecha en que, por Acuerdo No. 1591 el Jefe Supremo del Estado P.M. Don Julio Lozano Díaz, autorizó la Educación Secundaria en Bachillerato, sujetándose a las leyes del ramo de Educación Pública.

 

El 9 de noviembre del año de 1956, la junta Militar de Gobierno, conformada por el General Roque J. Rodríguez, Coronel Héctor Caraccioli y Mayor Roberto Gálvez Barnes, mediante Acuerdo E.M.H. No. 144, nombró Director de la Escuela Militar “General Francisco Morazán” al Capitán José Fausto Agüero.

 

El 21 de enero del año 1957, se realizó en la Escuela Militar, la ceremonia militar en la cual fueron entregados sus despachos a 46 oficiales de las Fuerzas Armadas, que por sus capacidades fueron promovidos en su grado.   

 

D.                   ESCUELA MILITAR DEL AÑO DE 1957 AL PRESENTE

 

El 1º. de febrero del año 1957, mediante acuerdo EM No. 164 se dio una nueva organización a la Escuela Militar “General Francisco Morazán”, se nombró como Director al Mayor José Fausto Agüero, se creo la primera Compañía de Caballeros Cadetes, siendo su primer

 

Comandante el Teniente de Infantería Don Carlos Villanueva Doblado, graduado en la Escuela Militar de El Salvador.

 

Los requisitos de admisión que se establecieron fueron los siguientes:

1.                 Edad mínima de 13 años y no mayor de 18.

2.                 Nacionalidad Hondureña.

3.                 Solteros y no haber estado casados.

4.                 Estatura no menor de 1.55 mts.

5.                 Gozar de buena salud.

6.                 Haber cursado y aprobado los 3 primeros años de educación secundaria.

 

Se dieron alta 123 aspirantes, 5 de los cuales desertaron quedando 118 cadetes.

 

La Escuela Militar ofrecía un ciclo de dos años y medio para obtener el Título de Bachiller en Ciencias y Letras y el grado de Subteniente de Infantería en el ejército nacional. Se pretendía ofrecer a los alumnos la preparación necesaria para ingresar a las facultades universitarias y una vez culminados sus estudios superiores, pasar a integrar los cuadros oficiales, en los diferentes servicios de las Fuerzas Armadas.

 

La Escuela Militar como centro de las Fuerzas Armadas no exigía pagos de colegiatura ni contribuciones de ninguna especie. Los Cadetes eran becados del Estado y esto les proporcionaba estudios, uniforme, calzado, alimentación y atención medica, con el único compromiso de servir a las Fuerzas Armadas por un período igual al que hubiera permanecido en la Escuela Militar.

El 19 de diciembre del año 1957, durante la administración del Dr. José Ramón Villeda Morales, fue emitida la Constitución de la República, dándole a la Escuela Militar, carácter constitutivo, según el Articulo 333 que a la letra dice: “En la Escuela Militar de Honduras se educarán los Caballeros Cadetes aspirantes a Oficiales de las Fuerzas Armadas. La Secretaría de Defensa tendrá a su cargo la organización de dicha escuela y cubrirá los gastos que requiera su funcionamiento”.

 

Por orden de la Jefatura de las Fuerzas Armadas, fue designado Director interino el Capitán de Infantería Carlos Villanueva Doblado, quien fungió en este puesto desde el 1º de agosto del año 1959 hasta el 1º de enero de 1960; siendo sustituido por el Teniente Coronel Roberto Palma Gálvez.
                       
            
Oficiales de la Primera Promoción

 

El 21 de marzo del año 1960, egresó la primera promoción de Subtenientes de Infantería y Bachilleres en Ciencias y Letras, fueron un total de 31 nuevos

           

Oficiales. La promoción de Subtenientes llevo el nombre de General Francisco Morazán y la de bachilleres Promoción Pompilio Ortega.

 

El 3 de febrero del año de 1978, el Director de la Escuela Militar Coronel de Infantería Efraín Lisandro Muñoz y el Rector de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras Abogado Jorge Arturo Reina, firmaron un convenio educacional para brindar a los Caballeros Cadetes una formación científica y humanística en los campos de Ingeniería y Administración a través de 19 materias que se impartirían en la Escuela Militar.

El 31 de Febrero del año 1984, la Academia Militar Gral. Francisco Morazán bajo la Dirección del Coronel Lutfi Azzad Matute y el Rector de la Universidad Nacional  Autónoma de Honduras Abogado Oswaldo Ramos Soto se firmó un nuevo convenio educacional compatible con las exigencias de la tecnología de una sociedad moderna y el continuo proceso de superación y profesionalización de nuestro Ejército, mediante el cual se otorgaría el Titulo de Bachiller Universitario en Administración de Empresas acorde con la metodología que exige del oficial un desempeño como Jefe y Administrador.

 

El 15 de Diciembre del año 1994 bajo la Dirección del Coronel de Infantería Marco Antonio Bonilla Reyes y el Rector de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras Dr. Rene Sagastume en el Consejo Universitario según Acuerdo No. 271-94 se aprueba el plan de estudios de la carrera en Administración Militar con Orientación en Administración de Empresas, posteriormente fue enviado a la Dirección de Docencia para su revisión y análisis para determinar su aprobación final. No obstante fue hasta el 26 de Octubre del año 1995 mediante acuerdo No. 146-95 que se aprobó la Orientación en Administración Agropecuaria. 

 

El 16 de enero del año 1998, se rompe un mito o paradigma en la Historia de la Academia Militar, bajo la Dirección del Coronel Héctor Leonel Pavón López, ingresa la primera promoción de señoritas, 32 en total, Aspirantes a Cadetes, en el año 2001 egresó la primer promoción de Subtenientes que estaba conformada por Caballeros y Señoritas.

 

CREACION DE LA UNIVERSIDAD DE DEFENSA DE HONDURAS

La Universidad de Defensa de Honduras surge, como una iniciativa presentada por las Fuerzas Armadas, en el marco del proceso de modernización Institucional auspiciado por el programa de las Naciones Unidas (PNUD), su creación se materializa el 11 de octubre del 2005, mediante el acuerdo Nº. 1469-186-2005, emitido por el Consejo de Educación Superior.

 

La Universidad de Defensa de Honduras, se define como un Centro de Estudios Superiores Estatal, que depende de la Secretaria de Defensa Nacional (SEDENA), su actividad principal es la formación, Capacitación y Especialización en el nivel de Educación Superior que requiera la Institución Armada.

La U.D.H, tiene su sede principal en las Tapias, Francisco Morazán, de ella dependen los Centros de Estudio de Formación, Capacitación y Especialización de las Fuerzas Armadas, en la misma se imparten la Licenciatura en Ciencias Militares, Licenciatura en Ciencias Navales y Licenciatura en Ciencias Aeronáuticas, dentro del proceso evolutivo de la Institución Educativa se tiene completado a corto plazo impartir post-grados a fines con las carreras descritas anteriormente; a mediano plazo se impartirán Post-Grados (Especialidad, Maestría y Doctorado), continuando gradualmente con el asenso en el nivel de profesionalismo hasta alcanzar un Doctorado en Defensa y Desarrollo Nacional.

 

De la U.D.H. dependen la Academia Militar General “Francisco Morazán (A.M.G.F.M.), la Academia Militar de Aviación (A.M.A.), la Academia Naval de Honduras (A.N.H.), denominados Centros de Formación, en lo relativo a los Centros de Capacitación se pueden mencionar: la Escuela de Aplicación para Oficiales (E.A.O.), la Escuela de Capacitación de Mandos Intermedios (E.C.M.I.), el Centro de Estudios Navales (C.E.N.); por otro lado la Escuela de Comando y Estado Mayor (E.C.E.M.) y el Colegio de Defensa Nacional (C.D.N.), integran los Centros de Especialización.

 

En el año 2008 egresa de la Academia Militar la primera promoción con el convenio de la Universidad de Defensa de Honduras, graduándose como Licenciados en Ciencias Militares.   

 

 La Escuela Militar “General Francisco Morazán”, desde que se instituyó, ha contado con un selecto Cuerpo de Oficiales de Planta, los cuales de acuerdo a la Ley Constitutiva de las Fuerzas Armadas, son asignados por rigurosa selección de entre aquellos mejor calificados para desempeñarse como Instructores y Oficiales de Planta.

 

 

 

 

 

 
 
 
 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

     

 

                    
 
 

 


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Facebook botón-like
  Publicidad
Hoy habia 16 visitantes¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=